En el set con Murnau

Lotte Eisner recogió en su libro sobre Murnau las impresiones de Robert Herlt, que fue (junto a Walter Röhrig) el diseñador de los decorados de Fausto. Aquí seleccionamos unos extractos de las mismas que dan una idea de la fascinante personalidad del genio.

Un día recibí una nota invitándome a ir a ver a Murnau, que entonces estaba haciendo una película en los estudios de Tempelhof, cerca de Berlín. Cuando entré en el estudio, me sorprendió la tranquilidad que reinaba, pues en los días del cine mudo era costumbre construir los decorados al mismo tiempo que se rodaba, y normalmente había un montón de gente hablando a gritos, curiosos que pasaban por ahí y que nada tenían que ver con el rodaje. Pero allí no se veía a nadie más que al cámara y a uno de los actores, Alfred Abel, y también, en la oscuridad y en un aparte, a un caballero alto y delgado con una bata blanca de trabajo, dando instrucciones en voz muy baja. Ese era Murnau.

(…)

Murnau dijo una cosa que jamás olvidaré. “El arte”, repetía a menudo, “consiste en eliminar cosas. Pero en el cine sería más correcto hablar de ‘enmascarar’. Pues cuando tú y Röhrig sugerís crear luz dibujando sombras, el cameraman debe también crear sombras. ¡Eso es mucho más importante que crear luces!”
Y cuando Carl Hoffmann iluminó el primer decorado de Fausto, Murnau dijo: “Ahora, ¿cómo vamos a conseguir el efecto del diseño? Aquí hay demasiada luz. Todo tiene que ser mucho más sombrío”.
Así que los cuatro nos pusimos a tratar de recortar la luz, con pantallas de 23 cm de ancho y 50 cm de alto. Las usábamos para definir el espacio y crear sombras en la pared y en el aire. Para Murnau la luz se convirtió en una parte de la dirección propiamente dicha del film. Nunca habría rodado una escena sin antes “ver” la luz y adaptarla a sus intenciones. Hoffmann ha hecho un uso magistral, desde entonces, de lo que surgió de todos y cada uno de los experimentos de Murnau.

(…)

Aunque él mismo no era un técnico, Murnau, un “Rafael sin manos”, sabía lo que era posible conseguir. Y todo se hacía realidad simplemente porque él insistía en ello, y porque nos estimulaba para que fuésemos capaces de hacerlo. Creo que su calma imperturbable en el estudio se debía no solo a su sentido de la disciplina, sino a que poseía una pasión por el “juego” en sí mismo que es necesaria y esencial para cualquier actividad artística. Por ejemplo, construí un aparato de humo para la escena del cielo del prólogo de Fausto. El humo salía de numerosos tubos contra un telón de fondo de nubes; proyectores de luz de arco colocados en círculo iluminaban el humo para hacer el efecto de rayos de luz. Se suponía que el arcangel debía pararse en frente y alzar su espada refulgente. Lo hicimos muchas veces, y cada vez salía todo perfecto, pero Murnau estaba tan absorto en el placer de hacerlo que se olvidó del tiempo. El humo siguió fluyendo a través de los rayos de luz, hasta que el arcangel –Werner Fütterer– estuvo tan exhausto que ya ni podía alzar la espada. Cuando Murnau se dio cuenta de lo que pasaba sacudió la cabeza y se rió para sus adentros, y nos dio a todos un descanso.

Nunca había conocido a nadie que disfrutara más del extraño oficio de hacer películas tanto como Murnau, aunque se tomara su trabajo intensamente en serio.

Gala de inauguración
Fausto, de Murnau, sonorizada en directo por la Orquesta Sinfónica de Galicia

Fausto, la que fuera la última película hecha en Alemania de F.W. Murnau, en su versión restaurada por Luciano Berriatúa, será la obra maestra del cine mudo que este año inaugurará el (S8) el próximo viernes 26 de mayo en el Palacio de la Ópera. Sonorizada por la Orquesta Sinfónica de Galicia, que en 2017 celebra sus 25 años. Un aniversario significativo, como para el (S8) es alcanzar ese número 8 que su nombre lleva en honor a las películas de pequeño formato. La OSG esta ocasión contará con la dirección de José Ramón Encinar y con las intervenciones de la soprano Ilduara Perianes y la mezzosoprano María Rivera. La partitura que interpretará la Orquesta es la compuesta por el zaragozano Jesús Torres, galardonado con el Premio Nacional de Música en 2012, y cuyos trabajos han recorrido las más prestigiosas instituciones y festivales del mundo.

Bajo la sombra de Mefisto
“La película empieza con la más notable y turbadora imagen jamás creada por el claroscuro alemán. La caótica densidad de los planos de apertura, la luz surgiendo de entre la niebla, los rayos que atraviesan el aire opaco, quitan en aliento… Ningún otro director, ni siquiera Lang, consiguió conjurar lo sobrenatural con tanta maestría. La ciudad entera parece ir desapareciendo bajo los vastos pliegues de la túnica de un demonio (¿o es una gigantesca nube baja?) a medida que las fuerzas diabólicas se preparan para devorar los poderes celestiales. La cámara de Carl Hoffmann da a la parte terrenal de film un modelado extraordinario y tiene el poder de impregnarlo todo, hasta la tela de un traje, con satanismo…”. Así habla Lotte Eisner (cineasta y autora de uno de los más importantes libros sobre el expresionismo alemán, La pantalla demoniaca) de la fotografía de Fausto, que junto con la dirección de arte –decorados y trajes– ayudan a dar forma al terror y a la oscuridad expresionista del film.

Fuertemente influenciado por el tiempo que pasó en la compañía teatral de Max Reinhardt, para quien figuras como el noruego Edvard Munch diseñaron decorados, Murnau da una imagen pictórica a esta versión de la leyenda tradicional alemana. En principio, un Fausto según la adaptación de Goethe, pero que Murnau aprovecha para subvertir roles (el de Gretchen, la mujer, culpable, por ejemplo, a la que redime), para hacer una crítica velada a la religión, e incluso para introducir bromas –como es el caso de la apuesta entre el arcángel y Mefisto con la que se abre el film. Aunque con una filmografía temática y estéticamente heterogénea y dispar (recordemos que el mismo hombre es responsable de films como El último, Amanecer, Nosferatu y Tabú), Murnau supo inventar y explorar como pocos las posibilidades del cine mudo, cuando era apenas un medio recién nacido.

Las múltiples caras de Fausto
Fausto fue una superproducción en medio de una Alemania sumida en la crisis después de la guerra perdida, posible gracias a los compatriotas que triunfaban en los Estados Unidos gracias a la máquina de sueños. Figuras internacionales en la época fueron los protagonistas del film: uno de los más grandes actores alemanes, Emil Jannings (El ángel azul, El último) encarnó a un icónico Mefisto; la leyenda del teatro sueco Gösta Ekman jizo las veces de Fausto; completan el reparto personalidades como William Dieterle, la estrella de cine mudo Camilla Horn y la bailarina del Moulin Rouge inmortalizada por Toulouse-Lautrec, Yvette Guilbert.

Su naturaleza y su destino era la distribución internacional, y por esa razón la película fue filmada con varias cámaras a la vez, con la idea de producir copias suficientes para el mercado al que aspiraba. De ahí surge la particularidad de la versión restaurada que tendremos ocasión de ver. Luciano Berriatúa (en una colaboración de la Filmoteca Española con el Federal Film Archive of Berlin, el German Institute for Film Studies y la Friedrich Wilhelm Murnau Foundation) fue el encargado de esta restauración, fruto de una minuciosa investigación y una mirada rigurosa. Al iniciar el proceso, Berriatúa descubrió varias versiones de la película procedentes de ocho negativos distintos, consecuencia de la práctica habitual en las superproducciones de la época de la que antes hablábamos, ocasionada por la precariedad de los materiales de la época, que dificultaban la copia de negativos. La restauración se hizo a partir de las tomas y los encuadres con las que Murnau hizo el montaje estrenado en Alemania en 1926, en un intento por permanecer lo más fieles posible a la visión de Murnau.

Escuchando a Fausto
Creada en 1992 por el Ayuntamiento de A Coruña, ciudad en cuyo Palacio de la Ópera tiene su sede, la Orquesta Sinfónica de Galicia (OSG) es una de las agrupaciones orquestales de mayor proyección en España además de una marca internacional con seguidores en los cinco continentes. En su discografía, editada por importantes sellos como Deutsche Gramophon, Sony, EMI, DECCA, Koch, Naïve, BMG y Arts, figuran nombres como los de Juan Diego Flórez, Kaori Muraji, Peter Maag, Antonio Meneses, Iván Martín, Manuel Barrueco —con quien ha sido nominada al Grammy 2007 por el mejor álbum clásico del año—, María Bayo, Plácido Domingo, Juan Pons o Ewa Podles entre otros. Una orquesta premiada con la Medalla de Oro de la Real Academia Galega de Belas Artes y es Premio Cultura Galega da Música 2010, y que interpretará en directo la banda sonora de Fausto.

La partitura elegida para la ocasión es la de Jesús Torres. Una partitura estrenada en 2009 en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, y que es una obra de creación por derecho, más allá del simple subrayado y de la música incidental, cuya ambición la equipara con una ópera o una sinfonía. Torres, que estructura su pieza en nueve movimientos, utiliza estrategias como el contraste, una estructura ascendente y un especial uso de la voz humana para dar una dimensión personal y autónoma a su obra, que consigue brindar una nueva experiencia estética y abrir una nueva dimensión en el film de Murnau.

FUNCIÓN: Viernes 26 de mayo. 20:30 h. Palacio de la Ópera, Glorieta de América s/n, A Coruña.
DURACIÓN: 119 minutos
ENTRADAS: A través del Servicio de Venta de Entradas de //ABANCA, por internet las 24 horas del día (entradas.abanca.com) en el teléfono 902 43 44 43 hasta 24 horas antes de cada espectáculo, de 8 a 22 horas de lunes a sábado. La compra por teléfono e internet está sujeta a los gastos de gestión que aplica //ABANCA. La Taquilla de la Plaza de Orense, de lunes a viernes, excepto días festivos, de 9.30 a 13h. y de 16.30 a 19.30h. Y en la taquilla del Palacio de la Ópera, el mismo día de la representación de 11 a 14h. y de 17h hasta el comienzo del espectáculo.

Objetos y apariciones: especial found footage en el (S8) 2017

The Midnight Party, de Joseph Cornell

La edición número 8 del (S8) dedica su foco especial al found footage y la apropiación, tomando como inspiración la figura del surrealista estadounidense Joseph Cornell, y que incluye focos a figuras como Luther Price, Cécile Fontaine y Barbara Meter, así como al propio Cornell cineasta, guía y “santo patrón” de esta edición.

“Objetos y apariciones” es el título de un poema de Octavio Paz dedicado a Cornell, del cual citamos algunos fragmentos:

Hexaedros de madera y de vidrio
apenas más grandes que una caja de zapatos.
En ellos caben la noche y sus lámparas.
(…)
Slot machine de visiones,
vaso de encuentro de las reminiscencias,
hotel de grillos y de constelaciones.
(…)
El reflector del ojo mental
disipa et espectáculo:
dios solitario sobre un mundo extinto.

Las apariciones son patentes.
Sus cuerpos pesan menos que la luz.
Duran lo que dura esta frase.

Intentando extender la idea del encuentro fortuito hacia varios campos de acción en el trabajo con material ajeno apropiado, la programación se despliega por varias vertientes. Dentro de este bloque, por supuesto, se dedicará una sesión a los trabajos de found footage de Cornell hechos entre los años 30 y 40. Desde la pieza que se considera pionera del cine de metraje encontrado, Rose Hobart, a las películas finalizadas por Larry Jordan (que fue su asistente desde finales de los sesenta) y que bucean en el mundo de la infancia, una de los temas predilectos de Cornell.

Sodom, de Luther Price

Pero hay más. Luther Price estará por primera vez en España trayendo dos sesiones de sus películas y una exposición. Price, con una vida azarosa marcada por la desgracia, lleva desde los 80 lidiando con la violencia y el trauma en sus películas. Un autor polémico (una de sus películas incluso provocó el despido de un programador) que funde sordidez y belleza en películas de super 8 y 16mm que remonta, pinta e incluso entierra durante meses en su jardín para jugar con los efectos de la decadencia, usando materiales encontrados como películas de operaciones quirúrgicas, films porno o películas domésticas e institucionales. Una particular forma de trabajar que hace que de la mayoría de sus películas no haya copias: solo existen los originales, que él mismo trae y proyecta, y que veremos por primera vez en España en exclusiva en el (S8). La exposición de Luther Price estará compuesta por sus collages, montados en marcos de diapositiva, en los que incorpora trozos de película, pintura, polvo e incluso insectos, y que son su línea de trabajo actual.

La Pêche Miraculeuse, de Cécile Fontaine

Cécile Fontaine también formará parte de esta edición especial “Objetos y apariciones”. La cineasta francesa (nacida en el departamento de ultramar de la Isla de la Reunión) estudió en los Estados Unidos, donde empezó a trabajar en los años 80. Utilizando toda clase de recursos domésticos (desde cinta adhesiva a lejía, jabones y objetos punzantes), Fontaine elabora collages fílmicos en los que bajo distintas temáticas trabaja con el color y las propiedades gráficas de la tira de celuloide de 16mm y de super 8. Sus películas son toda una invitación al viaje: las hay con temática marítima, sobre Japón, sobre seres microscópicos, sobre cascadas, sobre comidas familiares. Usando películas domésticas (propias y ajenas) y films publicitarios de todo tipo, Fontaine elabora collages visualmente apabullantes. Además de la sesión dedicada a su cine, podremos ver también expuesta tiras de película de uno de sus originales, a través de la cual entenderemos y apreciaremos sus métodos de trabajo.

Song for Four Hands, de Barbara Meter, cortesía de la artista

No solo las imágenes encontradas, sino los sonidos encontrados componen esta edición especial. En ese sentido, la cineasta y curadora española residente en Nueva York Mónica Savirón recupera y muestra el trabajo de la holandesa Barbara Meter (cuyas películas se verán por primera vez en España), que trae en un programa en el que también pueden verse piezas suyas de apropiación en las que el sonido es pieza clave. Para Meter, que ha sido un agente fundamental de la vanguardia holandesa, el sonido es una de sus herramientas de expresión fundamentales. Desde sonidos de la naturaleza a voces de actores tomadas de películas, grabaciones musicales o de radio (que mezcla y manipula) pueblan sus films, cuyas imágenes están compuestas de metraje propio, fotos familiares y documentos que Meter trata a través de la impresora óptica (sistema de refotografiado y copiado de celuloide). Sus películas, recientemente restauradas por el EYE Film Institut (la filmoteca holandesa) se proyectarán en 16mm y 35mm, en una sesión rematada por dos trabajos de Savirón en los que utiliza materiales encontrados, y en los que el sonido tiene un papel crucial.

Engram of Returning, de Daichi Saito

Dentro de “Objetos y apariciones” habrá también dos sesiones dedicadas a trabajos recientes de found footage, en un programa doble llamado Oficina de objetos perdidos. Autores como Dianna Barrie, Daïchi Saïto, Janie Geiser, Pere Ginard y Sebastian Wiedemann, entre otros, componen la variada selección, muestra de muy distinta maneras de trabajar con materiales encontrados, en celuloide y en vídeo.

Potamkin, de Stephen Broomer

Completa el bloque de “Objetos y apariciones” el estreno en España de Potamkin, del joven cineasta canadiense Stephen Broomer (a quien se le dedicó un foco el año pasado en el festival), suerte de biografía del crítico de cine de principios de siglo XX Harry Potamkin a través de las películas sobre las que escribió, que Broomer manipula a través de diferentes procesos químicos y de copiado.

EXPO LIO 92, de María Cañas

Además, en el apartado expositivo se dará un repaso a esta temática, con trabajos de Cécile Fontaine, Luther Price y la sevillana María Cañas, que traerá su videoinstalación Risas en la oscuridad, que recoge un cúmulo de triunfantes femmes fatales, así como algunas de sus videoguerrillas recientes. La llamada Archivera de Sevilla, a través de una cascada apocalíptica de imágenes, es adalid de lo que ella misma llama “risastencia”, en un trabajo tan combativo como excesivo, con un característico y negrísimo humor.

Sinais cada vez más potentes

Quiasma, de Tono Mejuto

En esta edición de 2017, el (S8) sigue reservando un apartado especial en su programación para el cine hecho en Galicia y/o por gallegos. La sección Sinais este año se despliega por varias vertientes: además de la ya tradicional selección de cortometrajes de Sinais en Curto, se dedicará un foco especial a la cineasta y montadora Diana Toucedo, y Xisela Franco presentará su videoinstalación Interior, exterior, durante.

Está claro que hay fuerzas creativas en Galicia. Fuerzas que, además, deciden tomar caminos osados, abriendo paso a la experimentación y a la investigación. Esa especial disposición a situarse del lado del inconformismo y a dejarse guiar por la búsqueda formal convierte cada año la selección de Sinais en un muestrario de estimulante variedad, en la que la exigencia supera a todo localismo.

Diana Toucedo

Como decíamos, este año la sección se despliega en tres vertientes. Diana Toucedo es la autora en foco de esta edición. Cineasta, montadora y docente, Toucedo ha venido desarrollando desde hace años un trabajo que supone una reflexión en torno a la imagen cinematográfica. Por una parte, en trabajos como Corpo preto y Ser de luz cuya estrategia es la apropiación y el montaje (en consonancia con el tema de la edición de este año), y por otro, filmando y repensando la historia a través del ámbito doméstico y etnográfico en trabajos como Homes y Por que non cantades todas, o abordando lo personal en obras como Imágenes secretas. Actualmente se encuentra trabajando en su próximo largometraje, Trinta lumes. Como montadora, es responsable de obras como La noche que no acaba, de Isaki Lacuesta, la película de animación Chico y Rita de Fernando Trueba y Javier Mariscal junto al montador Arnau Quiles, y O quinto evanxeo de Gaspar Hauser, de Albeto Gracia, que obtuvo el premio Fipresci 2013 en el Festival de Cine de Rotterdam. Como docente, es profesora en el Master de Documental Creativo de la Universidad Autónoma de Barcelona. Toucedo presentará varios de sus trabajos en una sesión especial, en la que también hablará de sus procesos creativos y proyectos en preparación.

Montañas ardientes que vomitan fuego, de Helena Girón y Samuel Delgado

Sinais en curto, por su parte, abre varios interesantes caminos. Jaoine Camborda (también guionista) presentará su Rapa das bestas, particular visión sobre la película etnográfica y la no ficción experimental, en la que filma esta tradición a través de la cercanía del super 8, utilizando el blanco y negro, en una película que fue presentada en el Bafici. La artista y fotógrafa Carla Andrade se adentra en una pausada y especial visión del paisaje, en este caso del desierto de Atacama, con su obra El paisaje está vacío y el vacío es paisaje. En torno al paisaje también gira el film del también montador Marcos Flórez Fuerzas invisibles, pero en una visión que parte de lo personal y lo emocional, con una exploración formal impresionista en torno al color reforzada por una banda sonora de su propia autoría. Xurxo Chirro concurre esta vez con uno de sus trabajos de apropiación, Bomb Movie, urgente comentario sobre el reciente bombardeo de Estados Unidos sobre Afganistán. Tras el éxito internacional de Sin Dios Ni Santa María, Helena Girón y Samuel Delgado entregan Montañas ardientes que vomitan fuego, película que parte de los túneles volcánicos tinerfeños hacia una historia subterránea de la resistencia, que ya ha pasado por prestigiosos festivales como el de Toronto, Nueva York y Rotterdam. Quiasma, de Tono Mejuto, es una película que documenta el proceso creativo del coreógrafo Javier Martín, con música de Oleg Karavaichuk (el Oleg de Andrés Duque), con el que colaboró en vida: un estudio del movimiento y del trabajo con el cuerpo filmado en 16mm y en blanco y negro. Y como también se trata de descubrir nuevos valores y estar atento a quienes apuntan maneras, Sinais en Curto traerá también O ollo cobizoso, trabajo de las jóvenes estudiantes de bellas artes Lara y Noa Castro, que sin apenas haber alcanzado la veintena entregan una aguda mirada a su entorno, en un montaje lleno de correspondencias, resonancias e ingenio visual.

La parte expositiva de Sinais trae este año la propuesta de Xisela Franco, tan ambiciosa como emocionante. Su videoinstalación Interior, exterior, durante (hecha para el MARCO de Vigo, y que en esta ocasión se podrá ver en la Fundación Luis Seoane durante el festival) documenta las vistas desde su ventana en Baiona durante un día entero en ocho horas, imagen que establece una fascinante reflexión en cuanto al tiempo, al espacio doméstico y al paisaje a través de su interacción con el sonido, que recoge los primeros años de desarrollo cognitivo y adquisición del habla de su hija desde su nacimiento hasta los tres años. Una pieza que no solo es una reflexión en torno a las ideas de interior y exterior, a la duración y al paso del tiempo, sino también en torno a la maternidad y su relación con los procesos creativos. En la antesala de la inmersiva instalación de Franco se podrá ver también, a modo de apoyo y extensión de esta idea, su autorretrato Vía Láctea (2013), en la que su propio cuerpo desnudo amamantado a su hija sirve de pantalla a una proyección en 16mm de película pintada por ella misma.

Taller Mobileskino: Do8Yourself

Vuelve Mobileskino al (S8), y esta vez lo hace con un taller que nace de su último proyecto, Do8Yourself, en el que nos enseñarán cómo crear nuestras propias tiras de película de 16mm a partir de material digital. La investigación y el juego en torno al cine analógico y las formas posibles de combinar esa tecnología con mil y un ingenios mecánicos, electrónicos y digitales guían el trabajo de este colectivo de Basel, Suiza, en el cual confluyen cineastas, técnicos, animadores y sonidistas. Un trabajo que funde la tecnología digital con los experimentos audiovisuales de los albores del cine en el siglo XIX, confluencia de la que nace Do8Yourself, una llamada al ingenio y a la autosuficiencia.

El taller se divide en dos sesiones de trabajo y una proyección pública. En las dos sesiones de trabajo los artistas enseñarán el proceso y explicarán en detalle cómo funciona. Los vídeos de cada participante se imprimirán fotograma a fotograma en acetato, para luego cortar y perforar las tiras de material y convertirlas en películas de 16mm proyectables. Ademais, crearase unha montaxe de son que tamén se pasará a medios analóxicos. El resultado final será montado en una película que se podrá ver el domingo en una proyección abierta al público, en la que se usará un proyector de cuerda y un reproductor de sonido de vinilo también de cuerda.
LUGAR: Sede de Afundación en A Coruña. Cantón Grande 21, 23. 15003 A Coruña
HORARIO: Viernes 2 de junio de 10 a 12 horas, y sábado 3 de junio de 11 a 14 horas.
REQUISITOS: Cada participante deberá traer clips de vídeo y fotos para transferir a película. Es recomendable (pero no obligatorio) traer también un ordenador con software de edición.
INSCRIPCIONES: En la dirección de correo electrónico info@s8cinema.com indicando en el asunto del mail: Taller Mobileskino. Plazas limitadas.
PRECIO: 40 euros.