Home » Programación » Steve Polta

Steve Polta

ACONTECIMIENTOS LUMÍNICOS

Además de ser director artístico de la Cinemateca de San Francisco (y de haber sido taxista en esa misma ciudad), Steve Polta cuenta en su haber con una filmografía propia que ha construido entre mediados de los 90 y principios de esta década. Películas casi secretas, de las que muchos han oído hablar (maravillas) y pocos han podido ver realmente: de ahí que esta ocasión, la primera en la que se proyectan en este continente, tenga casi el carácter de un eclipse solar o del paso de un cometa. Para sembrar la expectación ante este acontecimiento lumínico, decir que se trata de películas, en su mayoría en super 8, en las que en ocasiones la luz parece deslizarse de puntillas por el objetivo de la cámara y a través de la emulsión, mientras que otras veces se diría que irrumpe como por ensalmo. De la abstracción a una figuración mínima, parecen reflexionar sobre todo lo que solo es posible ver a través de los “ojos” de una cámara, y sobre lo que solamente puede obrar una tira de celuloide con material fotosensible. Un conjunto de películas que convierten lo ordinario en extraordinario, fenómenos de luz venidos desde el otro lado del océano para acariciar nuestra pantalla.

Un vecindario deshecho. Un pueblo fantasma a la inversa. Un vago brillo naranja y un amanecer. Un piar de un pájaro y un piar y un piar. Un piar más y se despierta. No es el sueño de lo que emerge, sino más bien de una irreflexiva y aburrida fantasía posible cuando finalmente el pensamiento abatido y el pánico acelerado caen en espiral y se dan por vencidos ante este cuerpo furioso, disipándose en un murmullo de nervios vacíos, tan sensibles como una farola en una calle eterna de un pueblo. Un ojo irritado se entreabre. Nebulosa y niebla legañosa. Un escalofrío acompaña al romper el alba y este ojo se cierra rápidamente, una retirada del deslumbrante día al somnoliento rosa interior. De donde vinimos, a través de esta noche y a esta vida. El vacío se convierte en una planicie rosa/gris, una planicie más cerca que sus ojos, más cerca que su cerebro. Temiendo esta inversión, sabe para lo que está hecho. El sueño no vendrá ahora y por supuesto nunca habría venido. Recuerdos esos recuerdos en bucle regresan cuando la sangre bombea lentamente.
Steve Polta

Agradecimientos: Steve Polta, Acción Cultural Española AC/E.

Red Sketch (1997c)
1997, super 8, 6 min.

Interval Oakland 99
2000, super 8, 3 min.

Departure (1997c)
1997, super 8, 7 min.

Picture Window (1996a)
1996, super 8, 8 min.

Minnesota Landscape
1997, 16mm, 12 min.

Estuary #1
1998, super 8, 10 min.

The Berries
2000, super 8, 4 min.

Summer Rain for LMC, side A
2007/2011, super 8, 3 min.

Summer Rain for LMC, side B
2007/2011, super 8, 3 min.

A House Full of Dust
2007, super 8, 10 min.

De regreso en París tuvieron momentos felices juntos, como instantáneas de un anuncio de perfume (corriendo de la mano por los peldaños de Montmartre, o repentinamente revelados en un abrazo inmóvil en el Pont des Arts por las luces de un bateau-mouche al girar). Había también en la tarde del domingo medio discusiones, los momentos de silencio cuando los cuerpos se acurrucaban bajo las sábanas en las largas costas del silencio y la apatía, donde la vida se va a pique. El estudio de Annabelle era tan oscuro que tenían que encender las luces a las cuatro de la tarde. A veces estaban tristes, pero sobre todo estaban serios. Ambos sabían que esa sería su última relación humana, y este sentimiento laceraba cada momento que pasaban juntos. Sentían un gran respeto y una profunda simpatía el uno por el otro, y había días en que, atrapados en una súbita magia, conocían momentos de aire fresco y de sol ardiente y vigorizante. En su mayor parte, sin embargo, podían sentir una sombra gris moviéndose sobre ellos, en la tierra que los sostenía, y en todo podían vislumbrar el final.
Michel Houllebecq, Las partículas elementales

Duración: 69 min.  CGAI – 3/05. 18h.

Be Sociable, Share!